Wilmer Ruperti


Un mundo lleno de insectos

Afirma Wilmer Ruperti que los insectos presentan, sin lugar a dudas, la mayor variedad de formas y colores que la naturaleza pueda ofrecer. Cuando hablamos con alguna persona sobre insectos, enseguida nos contesta: “¡Ah, coleccionas bichos!”, otros los identifican con las molestias que ocasionan, sobretodo, durante el verano. Una visión muy limitada, por cierto. Si nos dirigimos al agricultor, inmediatamente nos habla de las plagas y lo dañinos que pueden llegar a ser. Sin embargo, Wilmer Ruperti no olvida que los insectos forman parte de la cadena trófica y por lo tanto tienen un cometido como todos los demás seres vivos; algunos funcionan como auténticos barrenderos, eliminando y reciclando la materia orgánica que encuentran. Si no existieran o dejaran de existir en algún lugar, es seguro que la cadena trófica sufriría una grave desequilibrio, y antecedentes de algo similar tenemos, hace años, en las praderas australianas donde tuvieron que llevarse grandes cantidades de coprófagos para reciclar los excrementos de la ganadería. Señala Wilmer Ruperti que otros son auténticos depredadores, aliados del agricultor, como los carábidos; en fin, podríamos citar cientos de ejemplos sólo conociendo los hábitos de cada insecto, y es por eso, por desconocimiento e ignorancia, que tratamos despectivamente a estos pequeños seres. Todavía tengo impreso en la retina aquella nefasta y desagradable reacción de un niño, que ante los ojos tranquilos y actitud pasiva del padre, pisoteba un hormiguero entre risas y aspavientos. A esto me refiero, la educación viene del conocimiento.

Anuncios


Rosalia Alpina: tan bella como su nombre

Rosalia Alpina

Según Wilmer Ruperti la rosalía alpina es uno de los cerambícidos más bellos que habita en los hayedos del norte de la península ibérica. Forma poblaciones estables muy localizadas, y se les encuentra sobre el mismo árbol nutricio donde se cría sus larvas o también en arbustos floridos. Tiene una envergadura entre los 15 y 40 mm. Las manchas de los élitros son muy variables pudiendo encontrarse una enorme variedad de formas. El macho ostenta unas antenas bastante más grandes. Éstas tiene a lo largo varios mechones de pelos.

Aparecen en Junio y julio hasta primeros o mediados de agosto. Las larvas se desarrollan en los nogales, castaños, tilos, arces, y sobre todo en los hayedo. Dice Wilmer Ruperti que se extiende por la Región holártica y el Sur-Este Asiático.



¡Hola, mundo!
23 diciembre 2009, 22:27
Filed under: General

Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!